Sigue el blog por Email

viernes, 14 de abril de 2017

Ante el fracaso de los secesionistas catalanes en el extranjero deciden montar el mayor circo del mundo en Barcelona (102Km2)


El circo de la independencia actúa en Cataluña. Pasen y vean.

Una banda de comediantes, disfrazados de nación colonizada, se pasean por el mundo en plan de víctimas para solicitar apoyo moral, dando lástima- solicitan apoyo extranjero para recobrar, según ellos, su independencia, la independencia catalana. Piensan que con sus carísimas gestiones, consiguen por momentos generar el espejismo de que Cataluña es, hoy por hoy,  el centro de las preocupaciones geopolíticas del mundo. Los de la procesión se sacan de sus chisteras apoyos a la causa con la misma facilidad, y falsedad, con que los magos hacen salir de ellas docenas de conejos.

Ante el poco éxito obtenido han pensado en montar un circo en Barcelona, el circo más grande jamás conocido. Increíble pero cierto, los empresarios catalanes dedicados al mundo de títere “sin cabeza” Oriol Junqueras, Carles Puigdemont y Carme Forcadell, nos muestra con genial teatralidad cómo hacer de Cataluña un Estado independiente, a través del Circo. Nación en marcha, pueblo en construcción, nueva república en el instante histórico de su prístina aparición.

En este caso la realidad va superar a la ficción. Allá, no muy lejos, lindando por el NE con España y no se por dónde con la mar y Francia, estos titiriteros catalanes se han traído las pirámides de Egipto, las cataratas de Iguazú, La Casa Blanca con Trump incluido, la torre Eiffel y hasta la Meca con Mahoma….

No se cuándo es el día de España, pero ellos, van a celebrar el día de su irrupción como nación, una semana de 8 días y de por vida. Más de 1.000 jirafas –las jirafas y los jirafos desfilan por paseos diferentes- los norcoreanos –PD. Los catalanes son muy sexitas. Solo faltaba que se jodiera un jirafo a una jirafa, aunque puede que lo hagan por la altura. También traen 5 barcos de camellos,  12 de tortugas gigantes,  leones todos los que hay y muchos de peluche, hormigas de todos los tamaños, las serpientes más venenosas del mundo, perros y gatos para dar y tirar…. El espectáculo está garantizado ¡Ahh, su ejército mostrando bombas nucleares¡


Podéis ir, ver y contar. Yo no voy a ir, porque mucho me temo que si como muchos tememos, pierdan su ilusión, el referendo; seguro que le van a dar rienda suelta a la fauna acumulada se coman a catalanes y menos catalanes, mientras los Hermanos Junts pel Sí estarán bailando la sardana en lo más alto de la Torre Eiffel. Ya me contaréis.    
Publicar un comentario