Sigue el blog por EMAIL. Seguir por EMAIL

sábado, 17 de junio de 2017

Ada Colau pagó 500 euros más 2.500 que había adelantado a la poetisa Dolors Miquel

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau
La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau 
Ada Colau, la alcaldesa de Podemos de Barcelona, pagó 500 euros más 2.500 que le había adelantado.  a la poetisa Dolors Miquel para que esta leyese el poema Mare Nostra -una versión blasfema del Padre Nuestro- en los Premios culturales del Ayuntamiento de la ciudad en la edición de 2016.
Un escándalo que llevó a Miquel a acusar a la alcaldesa de haberla utilizado y después dejarla en la estacada. Pero lo que no sabía hasta ahora era el sueldo público que cobró esta señora por leer semejantes provocaciones como
“Madre nuestra que estás en los cielos, sea santificado tu coño, la epidural y la comadrona” y que terminó con la referencia “vagina” como imitación del “amén”.
Un cruce de acusaciones para que pasase el temporal hasta que el febrero pasado la Audiencia de Barcelona desestimó la querella
Colau, por supuesto, rechazó las acusaciones de ser cómplice de esto y negó que estuviese preparado desde el Ayuntamiento. Un cruce de acusaciones para que pasase el temporal hasta que el febrero pasado la Audiencia de Barcelona desestimó la querella que habían interpuesto contra la autora, como recoge Libertad Digital.
Para la poetisa la elección de este texto no fue más que “una especie de simpática y agradable imposición de quienes llevaban el asunto de los premios de Colau. Caí como una burra“, se defendió. Pero independientemente de quién fuese la idea, la artista se llevó sin problema el dinero público mientras que la alcaldesa se desentendió de la polémica después de reírse durante la gala.
La poetisa Dolors Miquel es autora de un 'padrenuestro blasfemo'.
La poetisa Dolors Miquel es autora de un ‘padrenuestro blasfemo’.
La presidenta del grupo municipal de Ciudadanos en Barcelona, Carina Mejías, no sólo critica la obsesión del equipo de gobierno de Colau contra la religión católica, sino que además lo haga con fondos públicos, lo que resulta “doblemente ofensivo y una provocación añadida”.
Publicar un comentario